vie. Ene 21st, 2022

WASHINGTON – Este es uno de los mas graves problemas sociales que se vienen este fin de año para el débil alcalde juarense Cruz Perez.

El Departamento de Seguridad Nacional cambios clave a los protocolos de Protección al Migrante para reiniciar el programa “Quédate en Mexico” a millones de migrantes indocumentados, informó el Departamento de Estado.

Significa que Juarez debera contar con granes refugios de atención a los indocumentados, a quienes hay que darles todo lo necesario parta su sobrevivencia an materia de salud, alimentación, vestido, proteccion y otros rubros durante su estancia en la ciudad.

El problema se ha complicado porque la 4T ha fomentado la migración masiva de centroamericanos, haitianos y de otras nacionalidades, a los que brinda toda clase de apoyos para su libre movilización y estancia en México en lo que ahora se avizora como un bumerang.

El Secretario de Seguridad Nacional Alejandro N. Mayorkas dijo que trabajará de cerca con el gobierno de México para garantizar que haya refugios seguros para los inscritos en el programa; que los individuos retornados tengan transporte seguro de y hacia los puertos de entrada, y que los participantes puedan contar con permisos de trabajo, acceso al cuidado de la salud y a otros servicios en México.ha sostenido en repetidas ocasiones que el programa MPP tiene fallas endémicas, imponiendo costos humanos injustificados, que ha tomado recursos y personal de otras prioridades, y que ha fallado en resolver las causas fundamentales de la migración irregular.

Estos cambios clave incluyen un compromiso de que los procedimientos por lo general se concluirán dentro de seis meses del retorno de un individuo a México; oportunidades para los participantes de tener acceso seguro y poder comunicarse con representantes legales durante sus entrevistas y audiencias en la corte; mejores procedimientos para mejorar los principios de no devolución, y un aumento en la cantidad y calidad de información que los individuos inscritos reciben sobre el programa. DHS excluirá del programa a individuos particularmente vulnerables. Además, DHS ofrecerá vacunas contra el COVID-19 a todas las personas inscritas en MPP.

El gobierno de los Estados Unidos trabajará de cerca con el gobierno de México para garantizar que haya refugios seguros para los inscritos en el programa; que los individuos retornados tengan transporte seguro de y hacia los puertos de entrada, y que los participantes puedan contar con permisos de trabajo, acceso al cuidado de la salud y a otros servicios en México.

La orden de una corte federal requiere la reimplementación de MPP hasta que la decisión judicial sea levantada.