vie. Ene 21st, 2022

CIUDAD JUAREZ.- El alcalde Cruz Pérez no es de aquí ni de allá y eso le podría puede generarle un problema interno de lealtad que lo debilita.

El primer circulo de AMLO lo ve con desconfianza y lo mismo sucede con el PAN que gobierna Chihuahua,  partido del que renegó para incursionar en Morena.

Cruz  no fue invitado al Amlofest  de este Miercoles en el Zocalo, como podría haberse esperado. En cambio, la Gobernadora Maru Campos cobró relevancia fue invitada especial y chacoteó sonriente con la burbuja de AMLO.

Maru se codeó con los presidenciables Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum, figuras con las que Cruz Perez parece no encajar de momento, cuando los graves problemas de la ciudad se le vienen encima y parece indefenso.

La razón de tal desaire es que el alcalde juarense es visto en Morena como acólito de Ricardo Monreal, a quien Pérez debe el cargo de Presidente Municipal en esta ciudad.

Por ahora las cosas parecen adversas para el edil juarense, pero pueden cambiar si Monreal cobra eventual protagonismo en la inminente carrera presidencial aunque sea por otro partido.

A menos que su destino no sea ese ni otro, sino todo lo contrario.

Maru con la élite chaira

Con Dilma Roussef